jueves, 8 de agosto de 2013

TOROCLETA


Si haciendo un ejercicio de "remember when" os pidiera que amablemente os transportarais
 a las tardes de los veranos de vuestra infancia...
¿Qué recordaríais?

A) Esas eternas SIESTAS que nos obligaban a echar con o SIN (la mayoría 
de las veces SIN) ganas.

B) La VUELTA CICLISTA a España, porque en las familias más condescendientes, las siestas se podían echar delante de la televisión ya que lo BÁSICO era no hacer ruido... quedando el tema del sueño 
relegado a un segundo plano.

C) Las CORRIDAS de TOROS retransmitidas por TVE con la voz de Fernando Fdez Román
como la BSO de aquellas calurosas tardes.

Desconocemos por qué... peeero... lo cierto es que 
CICLISMO + TAUROMAQUÍA
han estado siempre conectados.

No en vano...




Intuimos, nuestro rubio con los años se ha ido oscureciendo, que el diseño
del velocípedo ha jugado un papel determinante en esto de la semblanza
entre el toro de la dehesa y el de hierro o aluminios ligeros.





Incluso hasta llegar al punto de utilizar por ejemplo, las astas de un toro bravo
como manillar de una bici...




¿Qué os parece?
El caso es que si prestáis la suficiente atención, podréis ver que el dueño
de la bicicleta no se conformó con sustituir el manillar con un par de astas
sino que incluso... forró las barras longitudinales con un material semejante
a la piel del toro...
¡Lo más!

Podríamos situar el origen de este curioso binomio en la CABEZA DE TORO
creada por el GRAN (y muy buen aficionado taurino) Pablo Picasso.





A partir de ese momento y a lo largo de los años, se han ido sucediendo distintas versiones...





De las más simples a  las más complejas...







Como esta, simulando un toro cubeto/brocho/gacho.


Para llegar a convertirse en todo un elemento decorativo con el que dotar las estancias de la casa 
de un toque original y distinto.





A modo de perchero...





O mismamente de "sujeta bicis"...







Aunque, sin duda alguna... lo que más nos ha cautivado y sirvió para inspirar este POST,
ha sido el GENIAL proyecto de Bicycle Taxidermy que os invitamos a que visitéis.





Ready to go, taurinos?!?



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Comparte con nosotros tu opinión!