viernes, 5 de abril de 2013

BODA TAURINA

¡Aaaay que nos gusta una BODA, jolín!
Y más, si hay AMOR, conocemos a los contrayentes y...
¡SON TAURINOS!
 
¡¡¡Y si encima la BODA está plagada de detalles TAUROmágicos,
realizados por muchas personas amigas,
pues inevitablmente...
... tenía que estar en este blog!!!
 
Agradecer a Noelia Jiménez, a quién apreciamos en lo personal
y admiramos en lo profesional, su inmensa
generosidad...
 
Será ella, porque nadie lo puede hacer mejor, quién desde su
en primera persona como vivió ese día.
 
 
 
 
Su POST, se titula: Un día de 2880horas
 
"Me dijeron que esos días no duran nada. Que te levantas temprano y, cuando te quieres dar cuenta, es ya la madrugada del día siguiente. Que todo pasa tan deprisa que cada día te sorprenden con nuevas historias de las que fuiste protagonista... y tú sin enterarte.

Pero mi día duró 2.880 horas. O sea, los cuatro meses que estuve preparándolo, disfrutando de cada detalle y soñando con el que fue, efectivamente, el mejor de los días de mi vida (hasta ahora, que conste): mi boda con  Javier Arroyo.

Preparar una boda en cuatro meses me parecía todo un reto. Siempre me habían dicho que se necesita un año, pero supongo que no se referían a una boda pequeña y sencilla, que era lo que nosotros queríamos. Como también queríamos que participasen nuestros amigos, tanto invitados como artistas que estuvieron presentes en el diseño de las invitaciones, en los regalos, en el portaalianzas... en todos aquellos pequeños detalles con los que quisimos hacer inolvidable (no solo para nosotros) aquel 17 de noviembre.
 
 
(Invitación de Boda, con foto de Javier Arroyo,
realizada para la ExpoPaseillo Literario)
 

La idea de las invitaciones corrió a cargo de José López (Allo3): nos propuso hacer una edición limitada de una fotografía de Javier y enriquecerla con un texto que resumiese nuestra historia. Así lo hicimos y... ¡primer impacto conseguido!

 
 
 
 

Lo primero que encargué fueron los regalos para las invitadas. No tenía ninguna duda: quería que fueran las muñecas flamencas de Silvia Padín (Basmala)... ¡y fue todo un acierto! Cosió una a una cada flamenquita, y todas diferentes, con su vestido de gitana, sus pendientes, sus abalorios... un trabajazo, vamos. Y por si su dedicación fuese poco, nos regaló dos preciosos muñecos novios que, por supuesto, nos pusimos para la firma en el Ayuntamiento de Castellón.

(...)
 

Para cuando llegaron a buscarse muchos ya tenían en la mano estos pañuelos: quisimos hacer un guiño a la manera de pedir los trofeos en la plaza de toros para que el manido "que se besen" fuera algo original y divertido. Aurora y Lorena estuvieron doblando pañuelos no sé cuántas tardes y fueron también las encargadas de repartirlos. ¡Qué habría hecho sin vosotras, chicas! Entre eso, hacer el confeti, comprar las golosinas, forrar las cestas... Lo dicho, sin vosotras habría sido imposible.
 
 
 
Otro de los toques taurinos del día fue el capote de paseo con el que Arancha y Maxi nos cubrieron mientras sonaba la Salve gitana del Sacromonte, interpretada por Estrella Morente, a modo de oración. El Cid, el torero al que entregaban el Trofeo Yiyo de la Peña El Rescoldo el día que Javi y yo nos conocimos, nos cedió esta joya bordada por la maestra Nati con la imagen de la Virgen de la Oliva, la patrona de Salteras (Sevilla). ¡Momentazo!
 
 

(...)
 
El vestido era, sencillamente, el de mis sueños. Fue el único que me probé y no lo dudé un momento: ese modelo de Vicky Martín Berrocal llevaba mi nombre. Como era sin mangas y en pleno noviembre no es cuestión de desafiar al tiempo, para la ceremonia me cubrí con un mantón de Manila heredado de mi abuela. Los zapatos, de Pilar Burgos, me resultaron tan cómodos que no tuve ganas de quitármelos ni un minuto. Eso sí, para el baile elegí un vestido muy sencillo de León Gavira, porque sabía yo que con el modelazo flamenco no iba a poder disfrutar a gusto de la fiesta.
 
(...)
 
 
 
Por cierto, las fotos que estáis viendo aquí son obra de Paloma Aguilar. Elegir fotógrafo para tu boda cuando tu novio es del gremio es más difícil de lo que parece: buscas un estilo especial, una persona que conecte contigo, un amigo... pero desde el principio estaba claro. Paloma era la persona. Y acertamos. No solo hizo un reportaje magnífico, sino que no perdió la sonrisa en ningún momento, estaba en todos sitios (¡hasta captando los momentos divertidos en el baño de las chicas!) y deslumbró a todos con su cariño y su profesionalidad.
 



Sí, sé que el post es muy largo, pero la ocasión lo merece (no creo que vaya a casarme más, salvo que haya sorpresas... ¡buenas, ¿eh?!). Aun así no quiero terminar sin enseñaros otros detalles que marcaron mi día de 2.880 horas: el portaalianzas, hecho con libros de mis amigos Germán San Nicasio y Carmen Rigalt (este regalado por José Manuel Carril, mi maestro, a quien tanto echo de menos) y con los eternos Bécquer y Neruda; el libro (hecho a mano en la librería La Milana de Alpedrete) y la pluma que nos intercambiamos para escribir juntos nuestra nueva historia; el dibujo que nos regaló nuestro amigo Juan Iranzo (Cultoro)
 
(...)
 
¿Qué como estáis?
Atónitos, ojipláticos, sorprendidos...
 
¿verdad?
 
Es lo que yo le conté a Noelia,
Felicidades, no sólo por la BODA,
que a la postre es lo de menos,
sino... por ese buen gusto,
esa originalidad y esas toneladas
de AMOR que ella pone a todo lo que hace.
 
¡Qué seáis muuuy FELICES, chicos!
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Comparte con nosotros tu opinión!