martes, 6 de marzo de 2012

Paveleck, Candía, Calé, Caló... CALECK!


No, no es un trabalenguas ideado para poneros a prueba a estas horas del día…! Se trata simplemente del juego de palabras que llevó a nuestro protagonista de hoy, a elegir su nombre artístico: CALECK.

Para hablar de Caleck, de su historia y de su obra, necesitamos meternos en situación y pensando, pensando… no se me ha ocurrido mejor manera que ésta… ahí vamos; 



A Walter (Caleck), le conocimos en La Tienta. La Tienta es un clásico básico, reinventado e imprescindible de los aledaños de la Plaza de Toros de Madrí. La Tienta, César y el resto de chicos… merecen un post, u dos u tres… no tardaremos en hablar de ellos. Hoy únicamente destacaremos una de sus facetas, la de mecenas.


(Taberna La Tienta, Madrid)



De las paredes de la ya mítica taberna cuelgan desde hace tiempo las obras de Caleck. La historia de Walter no es una de esas historias al uso… no se ha criado viendo toros, no le gustan especialmente los mismos, pero sin embargo, reconoce que hay algo en el toro bravo y en la fiesta que hace que sienta un deseo irreprimible de reinterpretar en un lienzo aquello que ve.


(Caleck. Chicuelina)


Walter nació en Argentina, llegó junto al resto de su familia hace ya algunos años a Sevilla. En su tierra natal había estudiado un par de años de Bellas Artes pero sin haberse dedicado nunca en serio a esto de la pintura. Es cuando llega a Sevilla, primera parada en España, cuando empieza a pintar.


(Caleck. Sevilla)


Poseedor de un estilo propio, busca ante todo causar un tipo de reacción muy determinado en la gente a través de sus obras. Al grito de “o lo amas o lo odias”, Caleck 
intenta impregnar de fuerza sus lienzos. 



(Caleck. La Moneta por Soleá)



Su interés por el flamenco viene de muy atrás. Su hermana pequeña, Rocío por la que confiesa sentir una especial predilección, va camino de consagrarse como una gran bailaora. Precisamente a ella le pintó uno de los cuadros que mejor sirven para comprender su estilo, de pincelada gorda y suelta… sin darle importancia a los detalles, huyendo de la perfección, plasmando el carácter de aquello que retrata.




(Caleck. Rocío, hermana de Caleck)


Si le preguntamos a Walter por los pintores que más han influenciado su obra, contesta rápido. Francis Bacon y Vincent Van Goghg… damos fe de ello. De Bacon, Caleck ha querido tomar la crudeza de la representación. De Van Gogh… el trazo suelto y grueso, junto con la creación de un estilo particular en el que los detalles no importan, sólo se resalta el punto en el que para el artista reside la fuerza: los ojos, las piernas, las manos, etc. 


(Caleck. Toro Van Goghgniano)



Huyendo de cualquier tipo de convencionalismo establecido, pinta toros dorados ó  bailaoras sin rostro cuyas batas de cola hacen aire al mirar. Caleck intenta capturar el alma, la esencia pura de aquello que pinta... en un trozo de lienzo.



(Caleck. Toro Dorado)



(Caleck. Caballo Enjaezado)



(Serie de Balairoas)



(Caleck. Pase de Pecho de José Tomás)


(Caleck. Detalle de la cara del toro y del torero)



(Caleck. Detalle cara José Tomás)



¿Os han gustado?


Las obras de Walter no dejan indiferente a nadie, lo dice el propio autor...  si queréis conocer en mayor profundidad su obra, ¡merece la pena!, podéis visitar su espacio en ARTELISTA, os dejo el link;
http://caleck.artelista.com/

o mucho mejor... acercaros a La Tienta http://www.latienta.es/ y contemplar "in situ",  degustando una rica orejita a la plancha (mmmmmmmmmhhhmmm!), los cuadros que allí tiene expuestos.


¡Feliz Martes!









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Comparte con nosotros tu opinión!